Montevideo, 4 may (PL) El gobierno uruguayo considera que todavía existen grandes desafíos acerca del problema mundial de las drogas y valoró de paso adelante el documento aprobado en reunión sobre este tema, analizado en la Asamblea General de Naciones Unidas.

La Cancillería señala en un comunicado, conocido hoy aquí, que la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las Drogas (Ungass 2016) es el primer encuentro de este tipo para abordar la política global de drogas en casi 20 años.

Indica que la realización de Ungass anunció un cambio de paradigma en cuanto a su abordaje internacional y puso de manifiesto la diversidad de opiniones sobre la temática, la inexistencia de modelos únicos y “la constatación de que el pensamiento único ha sido superado”.

Asimismo, puntualiza que el documento aprobado, el debate general desarrollado en el plenario y las discusiones paralelas en cinco mesas redondas interactivas, refleja los nuevos caminos sobre los cuales se continuará avanzando en la discusión internacional sobre el problema mundial de las drogas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores destaca que, aún con insuficiencias, ese texto, constituye “un paso adelante en la problemática”.

Reconoce en ese sentido que aborda los tres tratados de fiscalización internacional de drogas que ofrecen a los Estados suficiente flexibilidad para formular y aplicar políticas nacionales en esa materia, con arreglo a sus prioridades y necesidades, y dedica una sección exclusivamente a los derechos humanos.

La cancillería expresa que la celebración de Ungass, durante tres días, permitió a los Estados miembros mantener un intenso debate en las Naciones Unidas y aprobar un nuevo documento titulado: “Nuestro compromiso conjunto de abordar y contrarrestar eficazmente el problema mundial de las drogas”.

Subraya que para Uruguay era fundamental que la sesión especial fuese una “instancia de diálogo abierto y transparente”, en la cual las naciones tuvieran la posibilidad de intercambiar experiencias y debatir en torno a los nuevos desafíos, realidades y enfoques existentes sobre el problema mundial de los estupefacientes.

El Ministerio del Exterior acentúa que la delegación de su país participó activamente en Ungass, “defendiendo un enfoque integral y equilibrado de las políticas de drogas” cuyo centro sean las personas y las comunidades.

En ese sentido, menciona los cinco componentes planteados, referidos a derechos humanos, género y ciudadanía; salud integral; justicia y convivencia; mercados: control, regulación y desarrollo alternativo, y cooperación internacional.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=4849351&Itemid=1

Anuncios