DespertardeOaxaca. Ciudad de México, .- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha otorgado 48 permisos individuales para importación y consumo de medicamentos con cannabidiol.

Apenas el 6 de abril, en la clausura del Quinto Foro del Debate Nacional sobre el Uso de la Mariguana, el Secretario de Salud había informado de la aprobación de 29 permisos.

Veintidós de esas autorizaciones fueron otorgadas a niños y jóvenes con epilepsia que toman el aceite de cannabidiol RSHO-X (Real Scientific Hemp Oil-X) producido por HempMeds.

La empresa detalló que se trata de 15 hombres y 7 mujeres, en su mayoría menores de edad (3 a 14 años), entre los que se cuentan también dos jóvenes varones de 20 y 21 años.

El frasco de 500 mililitros cuesta 499 dólares -9 mil 200 pesos aproximadamente-, sin embargo, la empresa informó a REFORMA que por el momento los 22 pacientes están recibiendo el producto de manera gratuita.

Los neurólogos pediatras que prescribieron el tratamiento con cannabidiol (CBD) a estos pacientes son Saúl Garza Morales, jefe de neurociencias en el Instituto Nacional de Perinatología y Carlos Aguirre Velázquez, jefe de neuropediatría en el Hospital Regional Materno Infantil de Alta Especialidad de Nuevo León.

En el marco de la presentación del documento “Crisis”, que retoma la lucha de las familias por el acceso a medicamentos derivados de la cannabis, padres de dos pacientes que están tomando el aceite aseguraron en entrevista que han visto resultados positivos.

Abelardo Maldonado recibió el primer permiso otorgado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en febrero pasado, para importar el aceite para su hija Alina.

“Vamos a cumplir tres meses que lo está consumiendo y vamos muy bien, de entrada no le provocó ninguna reacción negativa y sus crisis se han reducido de un 50 a un 60 por ciento.

“El medicamento le ha mejorado el apetito, duerme mejor, está más atenta, presta más atención a lo que le rodea y hace como 20 días por primera vez ella solita se llevó la cuchara a la boca con su comida y ese es un avance muy significativo para nosotros”, detalló.

Margarita Garfias dijo que su hijo Carlos Antonio empezó a tomar el aceite RSHO-X este mes ante la falta de fármacos efectivos para sacarlo de una crisis severa que tuvo recientemente.

“El médico no se decidía a recetárselo hasta que Carlos tuvo una crisis en la que estuvo totalmente ausente, esa ausencia duró tres semanas, le pusieron todas las benzodiacepinas disponibles en nuestro País y Carlos no regresaba; después de tres días de tenerlo con el cannabis a dosis muy baja, regresó”, relató Margarita.

Aunque los padres celebraron la iniciativa del Ejecutivo para regular el uso terapéutico de la mariguana, advirtieron que la normatividad debe contemplar todos los derivados de la cannabis y además permitir no sólo la importación, sino también la producción en territorio nacional de la planta de mariguana.

Van 48 permisos para cannabidiol

Anuncios