Gatoencerrado.  El Gobierno de Uruguay se encuentra afinando los últimos detalles para comenzar la venta de marihuana de uso recreativo en unas 50 farmacias ubicadas por todo el país a partir de julio de este año. El anunció tiene lugar tras la aprobación de una ley que reguló la producción y compraventa de la planta en el 2013.

Esta tercera etapa, la dispensación en las farmacias, se da luego de pasar por un control de calidad y la licitación que adjudicó a dos empresas la producción de hasta dos toneladas anuales cada una de cannabis con fines recreactivos, afirmó Juan Andrés Roballo, prosecretario de la Presidencia uruguaya y presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND).

Según Roballo, este paso ‘tiene sus dificultades’ puesto que implica vencer ‘límites o fronteras culturales’, aunque explicó que ‘hay mucha seriedad’ en el proceso, tanto con las asociaciones gremiales de las farmacias como con los comercios individuales.

Precisamente, esas cincuenta farmacias son las que decidieron participar en este plan piloto de manera individual. En ese sentido, el funcionario precisó:

“Tenemos un número suficiente para hacer un plan piloto de acuerdo con la producción y también de acuerdo con la demanda que vamos a tener. En un primer momento, eso nos va a permitir hacer una evaluación del sistema y trabajar seriamente para cubrir luego lo que puede ser una demanda mayor”.

A pesar de todo ello, la venta de marihuana recreativa en farmacias no logra el consenso en los gremios del sector, como la Asociación de Química y Farmacia del Uruguay (AQFU), que en varios comunicados expresó que ‘no es el lugar de venta de esta droga’.

Y es que la AQFU exige que los profesionales responsables de la dirección técnica de los negocios o un farmacéutico delegado reciban una compensación para realizar tareas de información, control y asesoramiento sobre los efectos de ‘una droga  de abuso a los consumidores y a la comunidad’.

Con respecto a los consumidores, Roballo aclaró que aunque la prensa divulgó que el número de usuarios registrados para comprar marihuana en el programa piloto es de 5.000 personas, se trata de autocultivadores. En ese sentido, indicó que quizá mucho pasen del autocultivo a la compra en farmacias:

“Es probable que muchos pasen del autocultivo a la compra en farmacias, o miembros de clubes cannábicos que también pasen de un sistema al otro. Ese proceso hay que mirarlo con mucho cuidado”.

Asimismo advirtió que el número de inscritos en cualquiera de las modalidades previstas en la regulación ‘está muy por debajo’ de los resultados de las encuestas y estudios realizados sobre en consumo de la sustancia.

Finalmente explicó que la nueva disposición promueve un consumo responsable y una reducción de riesgos:

“Para pasar a ese esquema formal y de regulación estamos implementando una campaña de comunicación y de medidas concretas. Evidentemente no se pueden entender como un estímulo al consumo sino al revés, a un consumo responsable, a una reducción de los riesgos y el daño que conlleva”.

lamula.pe

http://www.gatoencerrado.net/store/noticias/98/98768/detalle.htm

Anuncios