Las dos Orillas. En los próximos días, Jon Ruiz, presidente y director ejecutivo de PharmaCielo Colombia Holdingsrecibirá la primera licencia que se expedirá en Colombia para cultivar, procesar y comercializar marihuana con propósitos curativos. Un negocio sin precedentes en la historia legal del país. La compañía, colombo-canadiense, proyecta sembrar 600 hectáreas de cannabis en Rionegro, Antioquia, para producir aceites naturales que conserven más del 98% de los elementos activos de la planta.

La compañía, con amplia trayectoria en el negocio de los derivados medicinales de la marihuana, trabajará en Colombia de la mano de la Universidad de Antioquia, como aliada en la investigación, para analizar e identificar genéticamente el desconocido universo de las cepas de cannabis que pululan por acá. “Nuestro propósito es seleccionar únicamente las mejores cepas para su propagación comercial y suministrar al mercado los extractos de las cepas legendarias –como Colombian Gold, Mango Biche y Colombian Red– al mismo tiempo que presentamos otras cepas hasta ahora desconocidas en el mercado”, explica la empresa en su página oficial.

Dentro de los productos que proyecta desarrollar esta empresa están kits de vaporización, aceites, ungüentos tópicos, linimentos, bálsamos y cremas. Como en algunos países y en buena parte de Estados Unidos donde es legal el desarrollo medicinal de la marihuana, estos productos podrán ser libremente comprados y consumidos por pacientes, por ejemplo, con dolores crónicos, trastorno de sueño, diagnóstico de párkinson, cáncer y VIH.

De acuerdo a los estudios hechos por la compañía, la mejor cannabis es aquella que se cultiva sobre la línea ecuatorial, pues la planta, para tener un desarrollo pleno, requiere un ciclo constante de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, y es únicamente en esa franja del mundo donde se da tal condición climática los 365 días del año. Así mismo, los territorios que se alejan de la línea ecuatorial van siendo progresivamente menos propicios para el cultivo de la marihuana, el cual además demanda abundante agua y tierras fértiles. Por todas esas razones PharmaCielo estima que Colombia es un lugar ideal para desarrollar cannabis de la más alta calidad.

PharmaCielo ya ha superado todos los requerimientos legales que exige el Ministerio de Salud y el Consejo Nacional de Estupefacientes. Apenas le falta aportar los seguros con que operará, para obtener la luz verde oficial y arrancar formalmente el negocio en Colombia. Quien ha estado al frente del trámite y liderará la próxima operación comercial es el español Jon Ruiz, un ejecutivo ampliamente conocido en los medios de comunicación del país. Entre 2011 y 2015 Ruiz se desempeñó como gerente general y director ejecutivo de la Casa Editorial El Tiempo. Y antes fue presidente de la Asociación de Diarios y Editores de Medios Informativos (Andiarios). También ocupó cargos directivos en la multinacional tabaquera Philip Morris.

Sobre los planes de PharmaCielo en Colombia Ruiz ha dicho: “Nuestra meta es convertirnos en los mayores proveedores de extractos de aceites de cannabis cultivado naturalmente y no hay mejor lugar para hacer esto que en Colombia por la ubicación ecuatorial del país y su variedad de microclimas ideales dejan poca duda del rol protagonista que jugará Colombia en el desarrollo de esta industria internacional que está creciendo rápidamente.”

Está cantado que PharmaCielo recibirá la primer licencia; es cuestión de días para que agote el trámite. Pero no es esta la única empresa que entrará al negocio. Cannavida, Cannalivio, Ecomedics, y Econnabis son otras empresas que están en diligencia para recibir licencias. Luego de décadas de criminalización y trato exclusivamente policivo frente a la marihuana, el país pasa la página para iniciar el capítulo del atractivo negocio del cannabis medicinal.

http://www.las2orillas.co/marihuana-medicinal-made-in-colombia-arranca-el-negocio/

Anuncios