La Tendencia.  Hace unos días se dio a conocer un estudio de la Universidad de Washington, el que concluye que la regulación del cannabis reduce, en lugar de aumentar, la incidencia criminal de los adolescentes. Además muestra una baja de 10% en el uso adolescente de cannabis (Ver más  en este enlace).

El estudio, realizado a través de una encuesta entre 216 mil adolescentes de Estados Unidos, reveló que el número de problemas sociales asociados al uso y abuso del cannabis ha declinado 24 por ciento en 12 años, sumándose a la otra conclusión.

Sumado a todo esto, uno de los autores del estudio, Richard A. Grucza, Profesor Asociado de Psiquiatría, afirmó que a la disminución del consumo de cannabis se asociaron la reducción de problemas de comportamiento tales como peleas, robos y venta de drogas.

“Nos sorprendió ver una disminución sustancial en el uso y abuso de marihuana. No sabemos cómo está afectando la legalización a los jóvenes usuarios de marihuana pero podría tratarse de que muchos niños con problemas de comportamiento estarían recibiendo tratamiento más cerca de la infancia, haciéndolos menos susceptibles de fumar cannabis durante la adolescencia. Pero lo que sea que está ocurriendo con estos problemas de comportamiento parece estar sobrepasando cualquier efecto de la de criminalización de la marihuana”, sostuvo el doctor Grucza.

Ante este revelador estudio, la Fundación Daya no se hizo esperar.

“Este estudio de la Universidad de Washington no viene más que a reafirmar que avanzar hacia la regulación, poniendo énfasis en la prevención y educación es lo que corresponde cuando se quiere proteger la salud de la población y disminuir las actividades delictuales vinculadas al uso de sustancias”, sostuvo la Directora Ejecutiva de Daya, Ana María Gazmuri.

Lo que señala Gazmuri es porque, según dice, “el prohibicionismo ya se demostró que no ha dado resultados, ha fracasado en todos los objetivos que se propuso y como sociedades responsables tenemos que optar por alternativas regulatorias, que pueden ir desde la despenalización a la legalización del cannabis. Esta noticia que hoy conocemos avala la pertinencia de este enfoque”.

Además, la representante comentó que “organismos como SENDA insisten en estigmatizar el cannabis, poniendo en duda incluso su uso medicinal, lo que implica desconocer toda la evidencia científica, e insiste en exagerar sus potenciales efectos nocivos, mostrándola incluso como una puerta de entrada a otras drogas, siendo que se ha demostrado que más que una puerta de entrada, sirve como una puerta de salida de sustancias dañinas, como pasta base o alcohol”.

Gazmuri agregó que “hoy día vemos que se gastan exorbitantes cifras en rehabilitación, y una baja apuesta por la prevención, y el estudio demuestra que la prevención y el cuidado del contexto bio-psicosocial se debe hacer desde la infancia”. Esta afirmación la hace la representante a menos de una semana de darse a conocer que Senda, sólo en la Región de Los Ríos, gasta más de 2 millones de dólares anuales y sostiene haber rehabilitado a menos de 100 personas, según cifras entregadas por el Director Nacional del organismo, Mariano Montenegro (ver detalle aquí).

“Aparte de este trabajo de la Universidad de Washington, podemos nombrar el estudio que salió a la luz anteayer, martes 7 de junio, proveniente de la Universidad Estatal de Arizona, que establece que el uso de cannabis no genera los daños que muchos sostienen, por lo que como Fundación Daya invitamos a las personas de SENDA y profesionales de la salud a informarse y así podamos tener un debate con mayor altura de miras”, puntualizó Gazmuri. (ver aquí)

http://www.latendencia.cl/2016/06/09/afirman-que-regulacion-de-cannabis-disminuye-incidencia-criminal/

Anuncios