Viena, 23 jun (EFE).- Naciones Unidas advirtió hoy de que el consumo de cannabis y las solicitudes de tratamiento han aumentado en aquellos estados de EEUU en los que ha sido legalizada esa sustancia, sobre la que recuerda que es dañina para la salud.

“Los datos recientes de los estados (de EEUU) que han legalizado el consumo recreativo de marihuana indican que ha aumentado el consumo de cannabis, como reflejan también los indicadores de salud y seguridad pública”, señala la ONU en su Informe Mundial sobre Drogas difundido hoy en Viena.

Estos datos se basan en la “incidencia del cannabis en el número de ingresos a los servicios de urgencias, hospitalizaciones, accidentes de circulación y muertes causadas por éstos”, precisa el documento.

La ONU asegura que a escala mundial se ha estabilizado el consumo de cannabis, pero en algunas regiones, “especialmente América del Norte y Europa Occidental y Central, ese consumo ha aumentado”.

En 2014, alrededor del 3,8 por ciento de la población mundial consumió cannabis, un porcentaje que no ha variado desde 1998 y que equivale a que unos 186 millones de adultos consumieron esa sustancia al menos una vez en un año.

En EEUU se ha legalizado el uso recreativo del cannabis en referendos populares en cuatro estados: Colorado, Washington, Oregón y Alaska.

Según las Convenciones sobre drogas de la ONU, sólo está permitido el uso del cannabis para fines médicos y científicos, y su uso recreativo debe estar prohibido.

La ONU señala que los mejores datos para evaluar el impacto de la legalización proceden de Colorado y Washington, donde aprobaron esta medida en un referendo en noviembre de 2012.

En Colorado, que legalizó la venta en enero de 2014, se ha producido un aumento de la prevalencia de consumo, especialmente entre jóvenes de entre 18 y 25 años.

Mientras que en 2011 un 27 por ciento de las personas de esa edad afirmó haber consumido cannabis durante el mes anterior, en 2014 esa cifra aumentó hasta el 31 por ciento.

En términos generales, la prevalencia en la población adulta en Colorado aumentó desde un 10,4 por ciento en 2012 al 14,9 por ciento en 2014.

La legalización también “podría haber aumentado el número de accidentes (de tráfico) y heridos asociados con intoxicaciones por el consumo de cannabis”, apunta el informe.

Datos de Colorado y Washington muestran un “incremento sustancial” en el número de casos en los que conductores envueltos en accidentes han dado positivo por cannabis, señala el reporte.

“Lo que tratamos de hacer es seguir lo que está sucediendo en los lugares en los que se ha legalizado”, indicó Angela Me, responsable del informe de la ONU, en un encuentro con la prensa previo a la difusión del informe.

“Y lo que vemos es que el consumo de cannabis en los estados de EEUU que han legalizado se ha incrementado”, destacó.

“Lo más preocupante es el aumento de los consumidores habituales, no el de quien se fuma un porro de vez en cuando”, precisó Me.

La experta reiteró que el cannabis es dañino, con efectos sobre el cerebro, y su consumo frecuente deja secuelas importantes.

El incremento en el consumo “va en paralelo al cambio de normas sociales, cuando se lo considera menos dañino es cuando su uso aumenta”, señaló Me.

Además advirtió sobre otros usos del cannabis en productos de alimentación, como galletas, ya que no existe una regulación sobre la cantidad que se debe emplear para esos fines.

“Las intoxicaciones por este tipo de consumo también han aumentado”, concluyó. EFE

Anuncios