Perspectiva. La legalización de la marihuana para uso recreativo estará en la boleta el 8 de noviembre en California, Nevada, Arizona, Massachusetts y Maine, de acuerdo con Allen St. Pierre, director ejecutivo de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre la Marihuana (NORML, por sus siglas en inglés). La legalización para el uso médico estará en la boleta en Florida, Missouri y Arkansas el mismo día. 

El voto más significativo podría ser el de California, el estado más popular en el país y la sexta economía más grande del mundo, sobrepasando a Francia.  “California es el eje de la legalización hemisférica“, dice St. Pierre, que espera que una luz verde en California cause una bola de nieve de legalizaciones a través del país.

El secretario de Estado, Alex Padilla, confirmó el martes que la iniciativa para la legalización sobrepasó las 402.468 firmas requeridas para poner el asunto en la boleta.  Si la iniciativa es aprobada por votantes, impondría un impuesto del 15% a la venta al menudeo con impuestos adicionales para los que la cultiven.

Los que apoyan la iniciativa, como Dale Gieringer, de la sección de California de NORML, dice que podría aumentar en 1.000 millones de dólares la recaudación anual de impuestos y estima que los costos para las fuerzas del orden se reducirían en al menos 100 millones de dólares. Esto está basado en la presunción de que las ventas sean de al menos 7.000 millones de dólares al año.

La marihuana con fines medicinales ya es legal en California, que fue el primer estado en legalizarla en 1996. Pero a pesar de ello, no hay garantía de que los votantes aprobarán la nueva propuesta.    La proposición 19 ya se puso en las  boletas en 2010 pero, sin lograr su aprobación. Dicha propuesta creaba un mosaico jurídico, donde ciudades y distritos decidirían de manera individual si era legal o no en sus respectivos lugares.

Desde entonces, cuatro estados, Colorado, Washington, Oregon y Alaska, así como Washington, DC, han legalizado la marihuana con fines recreativos.

La marihuana medicinal, en tanto, es legal en 19 estados y Washington D.C.   Sin embargo, para el gobierno federal todavía es ilegal, lo que significa que no se puede transportar entre estados donde es legal. En tanto, los bancos se niegan a manejar dinero de negocios dedicados a la marihuana para evitar incumplir con las leyes bancarias federales, por lo que los dispensarios suelen solo recibir efectivo.

Ocho estados de EEUU votarán para legalizar o no la marihuana

Anuncios