Sensiseeds.  El Gobierno uruguayo ha seguido adelante con su plan y está buscando puntos de venta alternativos a las farmacias para vender marihuana con fines recreativos.

El Gobierno admitió, este pasado 3 de julio de 2016, que su plan para regular el mercado del cannabis en el país puede resultar un fracaso, pero aún así creen que merece la pena llevarlo a cabo como alternativa al narcotráfico y al mercado negro, dijo el actual titular de la Junta Nacional de Drogas, Milton Romani.

Además Romani,  declaró que  “Este enfoque nuevo en drogas genera expectativas en el mundo entero porque pretende ser más eficaz, después del desastre que han hecho las políticas de drogas en todos lados”.

En sus propias palabras, “la ley se está implementando. Ya están los autocultivadores y clubes cannábicos, y la distribución en farmacias ha tenido un proceso inevitable de negociaciones comerciales, armado institucional y ajuste de normativa”

Actualmente alrededor de 50 farmacias en todo el país, de las 1300 que hay, están dispuestas a vender cannabis. Como siempre, Sensi Seeds seguirá informando sobre las novedades acerca de los puntos de venta que se sumen a la marihuana con fines recreativos.

Legal Uruguay, el primer país del mundo en legalizar la producción y el consumo de cannabis, adjudicó el cultivo a dos empresas privadas, además de anunciar su venta en las farmacias en unos meses. Parece que ya ha llegado el momento de disfrutar de la legalización del cannabis en Uruguay, y de recoger la 1ª cosecha de cannabis recreativo legal. Lee más aquí.

Uruguay Recoge la 1ª Cosecha de Cannabis Recreativo Legal

Uruguay, el primer país del mundo en legalizar la producción y el consumo de cannabis durante el mandato presidencial de José Mujica, dio el gran paso de empezar a cultivar cannabis comercial el otoño pasado. El gobierno uruguayo adjudicó el cultivo de dicho cannabis a dos empresas privadas, además de anunciar que se pondría a la venta en las farmacias en unos ocho meses. Parece que ya ha llegado el momento de disfrutar de la legalización del cannabis en Uruguay, y de recoger la 1ª cosecha de cannabis recreativo legal.

Han pasado unos dos años y medio desde que el Parlamento de Uruguay aprobase la pionera Ley de Regulación del Cannabis, que regula el mercado del cannabis y que establece que el Estado es el encargado de controlar la producción comercial de cannabis, mientras que la distribución se deja en manos de entidades privadas, además de permitir la comercialización y el consumo de cannabis para fines recreativos, medicinales e industriales.

Tras la adjudicación del cultivo de cannabis a dos empresas privadas, el pasado 1 de octubre de 2015, y el anuncio de que el cannabis se vendería al público en farmacias habilitadas, probablemente a partir de mayo de 2016, el gobierno uruguayo también preparó una nueva campaña de información pública y de “concientización” sobre “las consecuencias del consumo” de cannabis. El propósito del ejecutivo consiste en implementar una política que garantice la salud y reduzca el daño, además de contribuir a la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Las dos empresas que fueron seleccionadas en la convocatoria para la plantación y distribución del cannabis comercial por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), Simbiosys e Iccorp, producirán, en una primera etapa, dos toneladas de marihuana al año cada una, que se destinarán a un mercado potencial de 160.000 usuarios, en un país de casi 3,5 millones de habitantes. La tercera semana de junio de este año, ambas empresas comenzaron la recolección de la cosecha, y las informaciones indican que las dos están recogiendo unos 300 gramos por cada planta de su primera cosecha.

Uruguay recoge la 1ª cosecha de cannabis legal cultivado por dos empresas privadas (CC. deviat_ed)
Uruguay recoge la 1ª cosecha de cannabis legal cultivado por dos empresas privadas (CC. deviat_ed)

De la cosecha a la distribución en las farmacias

Según ha declarado a la prensa el presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND), Juan Andrés Roballo, “pronto va a estar la primera cosecha de las empresas adjudicatarias”, que llevan trabajando desde febrero en la producción de la planta en los campos e instalaciones del IRCCA. La plantación de cannabis se ha realizado con los máximos sistemas de seguridad. Según fuentes gubernamentales, se ha controlado y revisado todo lo realizado hasta ahora, y así se seguirá haciendo, para garantizar que el proceso se lleva a cabo correctamente en esta experiencia nueva en el país, y en casi todo el mundo.

Las informaciones publicadas indican que se seguirá cosechando las plantas de cannabis durante la siguiente semana de junio, y una vez terminada la cosecha, habrá que dedicar 15 días para el secado y curado del cannabis, y unos siete más para realizar la manicura de las plantas.

Durante las siguientes tres semanas, se realizará el envasado y empaquetado, además del almacenamiento del cannabis para su posterior distribución. Una vez se termine todo el proceso, aproximadamente en agosto, el cannabis se empezará a vender en las farmacias, que recibirán el producto final en envases de 5 y 10 gramos.

Parece que el número total de farmacias que van a participar en el plan para la venta legal de cannabis es de unas 50, lo que según unas declaraciones de Roballo, realizadas a principios de junio, parece suficiente para poner en marcha este proyecto. Estos establecimientos se van a encargar de la distribución a los consumidores.

El cannabis cultivado en Uruguay podrá ser adquirido por los consumidores registrados en las farmacias adscritas al plan (CC. James McNally)
El cannabis cultivado en Uruguay podrá ser adquirido por los consumidores registrados en las farmacias adscritas al plan (CC. James McNally)

Condiciones del acuerdo con las farmacias uruguayas

Para determinar el marco en el que las farmacias van a vender el cannabis producido en el país, las asociaciones farmacéuticas llegaron a un convenio y firmaron un acuerdo con el IRCCA, en el que trabajaron durante varios meses y en el que se establecen las condiciones básicas para adherirse al sistema de dispensación en farmacias de cannabis psicoactivo de uso no médico, y las condiciones de la venta que comenzará a mediados de año, es decir, en breve.

En el acuerdo publicado por la prensa local, “se establecen las condiciones básicas de funcionamiento y un marco de adhesión para las farmacias que voluntariamente se adscriban al mismo, junto a aspectos de la operativa de dispensación del producto de manera segura”. El convenio forma parte de la implementación de la ley 19.172, que autoriza y regula la producción y venta de cannabis, aprobada en 2013 por el Congreso uruguayo.

La firma de este acuerdo representa un primer paso entre el IRCCA y la asociación de farmacias para poder poner en marcha posteriormente todo lo relacionado con los pedidos y las entregas por parte de las empresas adjudicatarias de la producción, todo controlado por el Instituto de Regulación. También se proporcionará a las farmacias toda la información pertinente con respecto a la comercialización y el almacenamiento del cannabis.

La segunda etapa de formalización, señala la comunicación oficial, consiste en realizar “las pruebas técnicas y de conectividad al sistema de Información del IRCCA, mediante el cual se podrá asegurar la trazabilidad, y la gestión de los pedidos y de las entregas”.

El acuerdo también establece que el precio de venta a las farmacias será de 0,90 dólares por gramo durante el primer año de producción, y el precio final de venta al público será de un poco más de un dólar.

Distribución del cannabis a las farmacias

La distribución de cannabis se realizará desde el lugar de producción y empaquetado hasta las farmacias de todo el país que dispongan de licencia para dispensarlo, como mínimo cada quince días.

Además, el gobierno ha indicado que las farmacias tendrán que utilizar el “Portal Web de Farmacias desarrollado por el IRCCA” para hacer sus pedidos. El propio instituto se encargará de validar todos los pedidos, “reservándose el derecho de realizar modificaciones según criterio de disponibilidad”.

Asimismo, se han especificado las características que deben cumplir los “vehículos” utilizados para el transporte y para la distribución, que “deberán ser cerrados, no ir identificados, estar equipados con dispositivos de rastreo por satélite y ser adecuados para el transporte de un máximo de 100 kilogramos de cannabis, distribuidos en envases de 5 y 10 gramos”. Todo el proceso debe ser protegido y vigilado por un equipo de seguridad, como en cualquier otraoperación de cultivo legal de cannabis a gran escala.

El cannabis se distribuirá en las farmacias en envases de 5 y 10 gramos (CC. Sergey Galyonkin)
El cannabis se distribuirá en las farmacias en envases de 5 y 10 gramos (CC. Sergey Galyonkin)

Envasado del cannabis

El cannabis se entregará a las farmacias en envases rotulados y con prospecto, en dos formatos de 5 y 10 gramos. Según fuentes oficiales, la información del envase debe mencionar la especialidad vegetal controlada con acción psicoactiva, el nombre científico, la variedad y el porcentaje del contenido enTHC y CBD, además de especificar el método de administración: inhalación, infusión y vaporización (indicando que hay que leer el prospecto adjunto).

También se debe indicar el peso neto del producto, el nombre del productor, los números de licencia, además de incluir el lote y la fecha de caducidad, e indicaciones claras sobre su conservación.

Prospecto obligatorio

Junto con el producto, dentro del envase, debe incluirse obligatoriamente un prospecto que contenga la información para el paciente sobre las características del mismo. Todos los prospectos contienen los mismos apartados para que el usuario encuentre fácilmente la información sobre la composición, indicaciones, posología, contraindicaciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones del medicamento en cuestión.

En el caso del cannabis cultivado en Uruguay, el prospecto advertirá de que el consumo de cannabis tiene riesgos para la salud, tiene efectos sobre el sistema nervioso central (aunque curiosamente sus efectos son muy beneficiosos en enfermedades como el párkinson, la esclerosis múltiple y el síndrome de fatiga crónica), puede producir dependencia y efectos no deseados si se consume junto con alcohol u otras sustancias psicoactivas (pero sin embargo puede ayudar con la dependencia a los opiáceos). Se recomendará consultar a su médico antes de consumir cannabis en caso de padecer cualquier patología aguda y/o crónica, o ante cualquier efecto adverso.

También se indica la necesidad de mantener la sustancia fuera del alcance de los menores de 18 años y de no consumirla en su presencia, además de advertir que su consumo está contraindicado durante el embarazo y lactancia, y que no se debe conducir vehículos ni manejar maquinaria bajo los efectos del cannabis.

En cannabis envasado deberá incluir un prospecto médico obligatorio como el que se incluye en todos los medicamentos legales (CC. gaelx)
En cannabis envasado deberá incluir un prospecto médico obligatorio como el que se incluye en todos los medicamentos legales (CC. gaelx)

Cómo pueden registrarse los consumidores de cannabis

El registro de los consumidores se realizará de forma absolutamente confidencial, estos podrán comprar hasta un máximo de 10 gramos por semana, es decir, 40 gramos por mes y por persona en las farmacias autorizadas.

Para poder inscribirse en el registro nacional en las oficinas del Correo uruguayo, hay que cumplir una serie de requisitos, como ser mayor de edad y ciudadano uruguayo. En caso de ser extranjero residente en el país, es necesario poder acreditar un mínimo de dos años de residencia en Uruguay.

Según la legislación, se prohíbe la venta de cannabis a menores de 18 años. Además, se especifica claramente que el producto es para consumo personal (sólo se puede vender en las farmacias) y puede consumirse únicamente dentro del territorio nacional. También está prohibida la reventa del cannabis dentro y fuera del país.

Cabe destacar, por otro lado parte, que la regulación actual indica “la prohibición de acudir al trabajo bajo los efectos del cannabis o de consumirlo durante el horario laboral o en el lugar de trabajo”. Además, se prohíbe conducir bajo sus efectos y su consumo en lugares públicos cerrados.

Uruguay avanza por el camino de la regulación del cannabis

Lo que está claro es que el camino se hace andando, y Uruguay sigue dando los pasos que faltan para completar el proyecto de regulación del cannabis, recogiendo la primera cosecha de cannabis comercial y convirtiéndose en un país pionero en controlar y regular un mercado tan complejo y controvertido. Uruguay va a competir en precio y, sobre todo, en la calidad del producto, y el gran beneficiado va a ser el consumidor uruguayo, ya que va repercutir tanto en su salud como en su bolsillo.

Uruguay ha propuesto un camino diferente para tratar la problemática de las drogas, y en concreto la del cannabis. En vez de seguir la clásica postura prohibicionista, se trabaja desde la regulación de modo que el Estado pueda garantizar la salud de los uruguayos y sus libertades individuales, además de fomentar la corresponsabilidad social.

No hay duda de que el país sigue un camino innovador, que observa todo el mundo con gran atención e interés. En un momento como este, en el que nos podemos encontrar en el mundo los dos polos opuestos – en algunos países te condenan a pena de muerte por consumo personal mientras que en otros se están regulando los mercados – y multitud de modelos y variantes entre medias, el modelo uruguayo representa una alternativa a la que no hay que perder de vista.

Anuncios