Con la aprobación de la Cannabis para uso medicinales el país se convirte en cuarto en América Latina que avanza en ese sentido. La ley que reglamenta los usos y procedimientos contiene 46 artículos y acaba de ser firmada por la presidencia.

La ley señala que todos los colombianos podrán obtener los productos terapéuticos derivados de la cannabis en condiciones de igualdad, es decir, bajo normas de no discriminación, accesibilidad física, asequibilidad económica y acceso a la información.

En relación con el principio de seguridad, se habla de garantizar las condiciones de higiene en los procesos de fabricación, comercialización y utilización final de cualquier sustancia de marihuana medicinal. La ley le permite al Gobierno regular las sustancias  farmacéuticas, y le ordena garantizar un valor justo de los medicamentos y tratamientos que les permita a los pacientes de enfermedades crónicas y terminales acceder a los medicamentos.

La sanción de la ley  coincide con las primeras licencias que entregó el Ministerio de Salud, para el cultivo, la producción y el procesamiento de los medicamentos, para el tratamiento de enfermedades.

La legalización también obedece a las políticas que deben ser implementadas en el post conflicto.

“En el marco de los programas de sustitución de cultivos ilícitos, se pondrán en marcha iniciativas encaminadas a la siembra y formalización de pequeños y medianos cultivadores nacionales”, señalan los acuerdos.

Desde Colciencias  se alentará la transferencia tecnológica necesaria para la producción nacional de cannabis y sus derivados. Razón por la cual el Estado debe apoyar las iniciativas económicas de producción, transformación y distribución de productos derivados de la planta de cannabis que desarrollen los pueblos y comunidades indígenas con fines medicinales y científicos.

Por tal motivo la reglamentación señala que “el Ministerio de Salud y el Ministerio de Justicia, a través de la Subdirección de Control y Fiscalización de Sustancias Químicas y Estupefacientes, deberán cobrar por los servicios de evaluación y seguimiento a los solicitantes o titulares de las licencias, establecidas en la presente ley y en sus normas reglamentarias”, dichos recursos se utilizarán para sufragar costos del proceso, así como para financiar a Colciencias.

Aunque la legalización no contempla el consumo recreativo como ya se está dando en diferentes  países. Definitivamente representa un cambio en las políticas de Gobierno.

Son 52 los primeros cultivadores en Colombia en organizarse bajo las reglas de la nueva legislación, los cultivadores que se encuentran organizados en La  Cooperativa de Productores y Cultivadores de Cannabis Medicinal del Norte del Cauca, agrupa unas 4 mil familias de Corinto, Caloto, Toribío, Jambaló y Miranda.(Monjas se hacen ricas con marihuana en EE.UU.)

El país se debe mover hacia la legalización del uso recreativo del cannabis, con lo que podría conseguir, como ya lo hacen algunos estados de Estados Unidos. Altos ingresos por medio de la tributación de la regulación, producción y comercialización.

 

www.radiomacondo.fm

Anuncios