Hoy Canelones. La Fundación Cannbio, creada recientemente por padres del El Pinar, cuyos hijos padecen enfermedades puntuales, fue recibida por la Comisión de Salud del Parlamento Nacional. Allí presentaron la propuesta de que se homologue, por parte del Gobierno y el MSP, el uso del aceite de cannabis, con fines de recuperación en niños con afecciones como el Síndrome de West, entre otras enfermedades.

Un técnico uruguayo que vivió en Alemania y que hoy se encuentra en nuestro país, según contó a HOY CANELONES Alfredo Silva, integrante de la Fundación, ha tenido experiencias de recuperación muy importantes para mejorar la calidad de vida de ochenta chicos con enfermedades específicas, a través de la ingesta del aceite de cannabis. El técnico cuenta con la autorización para la plantación del cannabis que brinda el MSP.

Casos

El Síndrome de West es una encefalopatía epiléptica de la infancia, grave y poco frecuente, y de acuerdo a los tratamientos que se han implementado por parte del mencionado técnico en estos niños, los resultados vienen siendo muy favorables.
El aceite producido por la planta de cannabis también puede ser utilizado para casos de epilepsias refractarias (cuando las crisis epilépticas son muy frecuentes) y diverticulitis (pequeñas bolsas o sacos que protruyen y que se forman sobre la pared interna del intestino).

Por propia experiencia

“Si bien hay muchísimos médicos que conocen el efecto del aceite de cannabis, todavía no se puede recomendar porque no está homologado por el Ministerio de Salud Pública”, explicó Silva. Sobre el tratamiento, precisó que es diario y que los niños ingieren determinada cantidad de gotas del aceite, dependiendo de las características de la enfermedad. Relató que se han constatado evoluciones en la calidad de vida de estas personas.
Silva es edil departamental (Partido Colorado), pero resaltó que su apoyo a la Fundación lo brinda no desde la posición de representante político, sino como vecino que también vivió una experiencia positiva con un familiar, su nieto, que padece el Síndrome de Tourette. “Ha sido tratado y ha mejorado muchísimo su calidad de vida. O sea, la experiencia la vivo en carne propia, e inclusive en mi caso tomé el aceite por problemas de diverticulitis y he mejorado”, aseguró.

Asesoramiento

Silva contó también que “nos hemos asesorado hablando con psiquiatras pediátricos y con distintas personalidades a nivel nacional e internacional, quienes nos han interiorizado de esto, que es real y esperemos que pueda lograrse. Estos niños tomaban hasta veintiocho pastillas diarias”.
Un dato que fue señalado por Silva es el de que si bien el tratamiento con el producido del cannabis “le va a mejorar la calidad de vida”, aclara que no quiere decir que “se vayan a mejorar del Síndrome de West”. Silva habló de la satisfacción al “ver a familias enteras que hoy acuden al aceite de cannabis y hoy están felices”.

Primer paso

La Fundación Cannbio está presidida por Diego Rivera, padre de un chico con Síndrome de West y está acompañado por otros diez integrantes. Esta representación estuvo presente esta semana en la Comisión de Salud del Parlamento, donde fueron recibidos por diputados de diferentes partidos políticos, entre ellos Luis Enrique Gallo (FA).
En diálogo con HOY CANELONES, Gallo dijo que el aceite de cannabis ya se está suministrando por la recomendación de neuropediatras “y se han notado mejorías”. El primer paso fue la presencia de los interesados en que se homologue la utilización de este producto y el siguiente, según Gallo, por parte de los diputados, es “dialogar con el ministro de Salud Pública para conocer su opinión”.

Producción del cannabis medicinal

Gallo agregó que hay una preocupación del Gobierno por empezar a producir cannabis medicinal, porque “está demostrado que cura o amaina muchas enfermedades de todo tipo, pero fundamentalmente aquellas vinculadas a la neurología”. Al país han llegado inversores extranjeros interesados en la producción de medicamentos con cannabis, comentó el legislador canario.
Con relación a la propuesta de instalar un laboratorio, impulsado por la Fundación Cannbio, Gallo señaló que se estará avanzando en la gestión de dar viabilidad y reglamentación de emprendimientos nacionales con estas características.

Efectos en pacientes epilépticos

El diputado Gallo explicó, sobre el efecto de este aceite con los pacientes que padecen epilepsia, que si bien no les quita la enfermedad, les disminuye la cantidad de convulsiones. “Eso es muy positivo, porque con cada convulsión se pierden neuronas vivas y el efecto posterior es importante. Lo que hace el aceite de cannabis es disminuir la frecuencia de las convulsiones”, indicó.

En Uruguay, luego de que se apruebe una ley, se estaría iniciando la fase de implementar estos beneficios, algo que Gallo ve como “muy positivo para incorporar una herramienta terapéutica al arsenal de medicamentos que tenemos y, además, porque está comprobado en el mundo, científicamente, que da resultados”.

Eduardo Castro

http://hoycanelones.com.uy/web/2016/07/16/integrantes-de-la-fundacion-cannbio-piden-al-parlamento-que-homologue-el-cannabis-medicinal/

 

Anuncios