El Nuevo Día. EEl gobernador Alejandro García Padilla se amparó en un mecanismo de “emergencia” para permitir la implementación inmediata del nuevo Reglamento de Cannabis Medicinal, y postergó así el período que, por ley, tiene la ciudadanía para emitir comentarios respecto a la normativa adoptada.

El proceso de participación ciudadana comenzó ayer, a pesar de que el reglamento fue aprobado el 8 de julio, justo el día en que el primer ejecutivo determinó mediante una certificación que existía “la necesidad urgente” de hacer cambios al reglamento que se había aprobado en diciembre y aprobar un nuevo estatuto que le diera paso a  la implementación “inmediata” del Programa de Cannabis Medicinal.

“La emergencia se decreta el 8 de julio, que es que se certifica, y se hace porque, en la medida que no haya reglamento, se posterga el acceso a tratamiento médico a pacientes que usan el cannabis como parte de su tratamiento”, indicó a El Nuevo Día el secretario de Estado, Víctor Suárez, quien ratificó la nueva normativa del Departamento de Salud (DS).

La Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme (Ley 170-1988) establece en la Sección 2.13 que en aquellos casos en que “el gobernador certifique que, debido a una emergencia o a cualquier otra circunstancia que lo exija”, el interés público requiera que se apruebe un reglamento sin dilación, se pospondrá la fase de comentarios públicos hasta luego que se radique la reglamentación.

Suárez insistió en que, en este caso, la “emergencia” que justificó tal acción fue el interés en agilizar el acceso al uso medicinal de la marihuana.

“(Es) para evitar que se postergue, que se continúe atrasando el acceso a los tratamientos médicos”, subrayó.

El término para presentar comentarios es de 30 días a partir de ayer, y Suárez indicó que una vez culmine ese período, el personal técnico del DS determinará si resulta necesario hacer enmiendas adicionales a las nuevas normas.

La  licenciada Mayra Maldonado, directora de la Oficina Legal del DS, dijo la semana pasada que esperaba que los primeros pacientes en el Programa de Cannabis Medicinal pudieran utilizar la droga en noviembre.

La certificación suscrita por García Padilla destaca, además,  la utilidad del programa como herramienta de desarrollo económico.

“El nuevo Reglamento de Cannabis Medicinal fomentará la inversión local, atraerá inversión extranjera y creará empleos en investigación, manufactura y despacho de medicamentos. Asimismo, impulsará el sector agrícola, el turismo médico y la captación de una buena suma de impuestos”, puntualiza el documento.

http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/decretanemergenciaporcannabismedicinal-2222763/

Anuncios