El Ayuntamiento de Santa Rosa declaró el martes que los servicios de apoyo a la marihuana medicinal tales como los laboratorios de prueba y empresas de extracción de aceite de cannabis pueden estar legalmente localizados en ciertas zonas no residenciales de la ciudad.

La medida, que entra en vigor inmediatamente, abre nuevas áreas de la ciudad a la industria del cannabis medicinal, siempre y cuando sigan una serie de regulaciones.

Funcionarios de la ciudad dijeron que el objetivo era cerrar la brecha que existe entre los dos usos del cannabis que ya están autorizados en la ciudad con permisos de propiedad —el cultivo comercial de la marihuana medicinal y su venta en dispensarios.

Clare Hartman, director adjunto de planificación, dijo al consejo que no tenía sentido que esas dos actividades fueran permitidas sin la posibilidad de que “puedan ir desde el punto A al punto B”.

La ciudad no salió con un nuevo conjunto de regulaciones de uso del suelo para el cannabis medicinal, sino que identificó dónde tales usos se ajustan a los permitidos ya existentes.

Los usos permitidos en zonas específicas ahora incluyen pruebas, laboratorios, manufactura no volátil, distribución y transporte. Aún será necesario que las empresas obtengan permisos de construcción, inspección de incendios y cumplir con otras medidas de seguridad.

La decisión del Consejo se produjo después de una fuerte redada en junio  por parte de autoridades locales y federales a un productor masivo con sede en Santa Rosa de productos aceitosos con infusión de cannabis. La represión puso de relieve la magnitud de la producción local de cannabis que ya ocurre en la ciudad.

El proceso de fabricación volátil, como los que utilizan sustancias altamente inflamables como butano, no serán permitidos con la nueva política de la ciudad. Eso desencadenó una discusión sobre los desafíos que la ciudad pueda enfrentar al permitir usos que aún no han sido aclarados por el Estado en su esquema de licencias.

“Este es el espacio ambiguo que vivimos en este momento”, dijo el administrador municipal Sean McGlynn.

Un amplio conjunto de regulaciones de cannabis en la ciudad será presentado ante el Consejo a finales de este año. Independientemente de la política, los negocios cubiertos por la decisión del martes tendrán un derecho legal para operar en los lugares permitidos de cara al futuro.

Santa Rosa extiende el negocio de la marihuana local

Anuncios