Puerto Rico anunció la aprobación del nuevo reglamento 8766, el cual flexibiliza los requisitos iniciales para el cultivo, manufactura, dispensarios, transporte y laboratorios de la sustancia para desarrollar la marihuana con fines medicinales.

Mediante un comunicado, el Departamento de Estado local, dijo que la nueva regulación permite a un paciente no residente en Puerto Rico obtener y consumir cannabis medicinal si cumple con ciertas condiciones, como una tarjeta válida de consumo de un estado; además de una carta de su médico que certifique la condición médica del paciente, y que autorice la marihuana medicinal en el caso de provenir de Estados Unidos. –

“Si el paciente no procede de Estados Unidos debe presentar evidencia de su historial médico que demuestre que sufre de alguna enfermedad para ser tratada con cannabis y obtener la recomendación de un médico de Puerto Rico”, dice el documento.

 

La lista de enfermedades o síntomas que se pueden tratar con marihuana medicinal es extensa e incluye el cáncer, Parkinson, alzhéimer, VIH, esclerosis, enfermedad de Crohn, fibromialgia, artritis, ansiedad, epilepsia, anorexia, migrañas, lesiones en el cordón espinal, la hepatitis C y otras condiciones con síntomas como caquexia, dolor crónico, náuseas severas y espasmos musculares persistentes.

 

También puedes leer: Los otros ‘efectos’ de la legalización de la marihuana

 

Sólo se permitirá el uso del cannabis producido en forma de pastillas, gotas orales, inhaladores, tópicos, ungüentos, cremas y vaporización.

 

“Es un paso importante para mejorar la salud de los ciudadanos de la isla, sumado a que su prescripción se compatibilizará  con los miles de pacientes que vienen a recibir tratamiento médico a Puerto Rico, donde esperamos replicar experiencias como la del estado de Colorado, Estados Unidos, en donde el consumo de marihuana con fines medicinales, ha influido de manera crucial en la calidad de vida y en su crecimiento económico”, señaló Alberto Bacó Bagué, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio.

 

El primer paso para hacer posible este hecho se dio gracias a  la aprobación del Reglamento para el Uso, Posesión, Cultivo, Manufactura, Producción, Fabricación, Dispensación e Investigación de la Marihuana Medicinal que entró en vigor el pasado 28 de enero. – Interesante: : http://scl.io/JfM-dnvy#gs.RSxIFmIInteresante: : http://scl.io/JfM-dnvy#gs.RSxIFmI

Anuncios